01.03.18 |

¿Qué hay detrás de un UX Designer?

Seguro has escuchado hablar sobre UX, y eso te ha motivado a interesarte en este mundo. Permíteme facilitarte algunas palabras que puedan aclarar algunos puntos sobre este perfil. Recuerda que no solo de textos y libros está hecho un UX Designer.

Muchos años atrás, comencé una carrera técnica en Informática, sin saber que ese camino me llevaría a desarrollarme profesionalmente en el gran mundo de la Experiencia de Usuario.

Llevo alrededor de 7 años teniendo el título de UX Designer. Durante ese tiempo, muchas personas, de diferentes áreas y con diferentes perfiles, me han abordado con una pregunta: ¿qué debo hacer para ser UX?

En mis años incipientes, cometía el error de solo enfocarme en conocimientos técnicos. Con el pasar del tiempo, me di cuenta que hay capacidades que son muy necesarias para poder desarrollarse en esta “área” y que nos ayudarán a poner en práctica, de manera correcta, todo aquellos que sabemos.
Sin un orden en especial, estas son las 8 competencias que considero importantes desarrollar si deseas convertirte en un UX Designer exitoso.

Empatía.

La empatía es la capacidad de poder percibir y comprender a otra persona, tanto desde un aspecto emocional como racional. Doy unas frases como ejemplo: “Entiendo su frustración, se esforzó y no obtuvo los resultados esperados.”, “Ha cambiado su forma de vestir, se ve más motivado”, “es su primer día de trabajo, su energía está a tope”, “Le está afectando el feedback que le estoy dando, creo que debo abordarlo de otra forma”.

Si alguien no es capaz de ponerse realmente en los zapatos del otro, difícilmente podrá relacionarse con él y eso evitará que pueda entender sus necesidades y compartir sus frustraciones.
UX trata sobre personas, en todos sus aspectos, tanto emocionales como racionales.

Advertencia: ser empático no significa aceptar como verdad todo lo que la otra persona exprese, ni tampoco significa necesariamente estar de su lado. Al ser una competencia emocional, tiende a ser subjetiva. Es importante controlar y mantener siempre un lado racional activo.



Curiosidad.

Si eres alguien que se siente atraído por temas que no conoce, si constantemente buscas respuestas a diferentes preguntas, entonces esta es tu cualidad. Ser curioso es algo natural. Cuando niños, nuestra curiosidad está a tope. Por el contrario, con el correr de los años, esta disminuye. Y eso es terrible. Alguien que no tiene curiosidad se conforma con una sola respuesta o ninguna. Sean como el gato, así tengan que dar la vida.

Advertencia: a pesar de que yo le doy mucho valor a esta cualidad, es importante que en la acción no pierdas de foco lo que es importante. Sin enfoque, es posible que saltes de lado a lado sin llegar a algo concreto.



Claridad.

Debes tener la capacidad de transmitir tus ideas, pensamientos, cuestionamientos y desacuerdos de una manera clara y concisa. En la Viña del Señor, enredarte en tus ideas imposibilita el trabajo en equipo. Después de los crocs, nada es tan terrible como un UX Designer que no sabe cómo dirigirse a otros y hacerse entender.

Consejo de conejo: verbaliza tus ideas tanto en voz alta como de manera escrita. Al escucharte puedes revisar cómo estructuras tu idea y ponerte del lado del oyente. Al escribirlas puedes practicar cómo resumir esas ideas usando cada vez menos oraciones o palabras.



Pasión.

Extremadamente importante. Yo diría que esto no es solo una cualidad de alguien que desea convertirse en un UX Designer, sino de cualquier persona. La pasión es una emoción muy grande hacia un tema o idea por la que uno es afín. Es el combustible que nos permite aprender más y crecer profesionalmente.

Advertencia: una pasión ciega es obsesión. Y ya sabemos lo que pasa con las obsesiones.



Detalle.

Y no hablo de regalar flores o chocolates.
Hablo de quien tiene una visión completa de las cosas y, además, atención a cada una de las partes que componen un todo. Esta capacidad, permite detenerse y hacer zoom sobre hipótesis, análisis, características, funcionalidades, comportamientos y necesidades, con el objetivo de afinar cada propuesta de solución.

Advertencia: muchas veces se puede caer en la perfeccionitis, que, lejos de ser beneficioso para un proyecto, es altamente negativo, pues enfrascarse en algún detalle puede generar reprocesos innecesarios, estancando no solo a quien no puede controlarlo, sino también al equipo. En algún momento, yo mismo me he visto amenazado por este mal, así que cuidado con ese lado oscuro.



Autoaprendizaje.

Esta capacidad hace que la persona se sienta siempre inconforme con lo que sabe. Constantemente estará buscando nuevas formas de obtener conocimientos para luego aplicarlos. Estas personas siempre están al día con lo último de información de diferentes rubros que complemente o incremente sus conocimientos. No solo consumen libros, podcasts o videos, también buscan cursos, publicaciones y, sobre todo, reflexionan sobre lo aprendido y la forma de aplicarlo en su vida.

Advertencia: sea juicioso. No todo lo aprendido calza perfecto en los proyectos que esté desarrollando. Es por eso que la reflexión de cómo aplicarlo es a veces hasta más importante.



Resiliencia.

Esta capacidad le permite a una persona sobreponerse frente a la adversidad, de cualquier tipo y en cualquier etapa de la vida. Esto es sumamente importante para poder reaccionar ante la negativa de un cliente o frente a una circunstancia que no sale como esperamos. Poder sobreponernos y buscar nuevas alternativas de solución hacen la diferencia entre el éxito y el fracaso.



Trabajo en equipo

UX no es “algo”, es un todo. Y como tal, no se puede desarrollar en soledad. Poder interactuar correctamente con diferentes personas de distintos perfiles es lo que llevará a buen puerto un proyecto. No sea como la pantera Rosa.



Palabras finales

Observa qué cualidades tienes. Busca potenciarlas. Esto es parte de lo que debes hacer para empezar el camino del “UX” y convertirte en un diseñador(a) más sexy.

Comentarios