Service & Product Design

Páginas Web: Hazlo rápido. Hazlo tú mismo.

26 de noviembre de 2020 6 min de lectura
 
César Saenz
Designer

Cómo crear el sitio web que necesitas para validar tu idea en poco tiempo y con pocos recursos.

Murphy tenía razón. Existen dos cuestiones inherentes que nos van a acompañar siempre en el desarrollo de cualquier tipo de proyecto que emprendamos: la primera es que “el tiempo nunca sobra” (o “siempre falta”), y la segunda es que: “si algo puede salir mal, va a salir mal”. Un pensamiento pesimista, lo sé, pero no muy lejano de la realidad. Asumámoslo.

Encontrar el equilibrio que nos permita llegar al resultado ideal en el tiempo justo no es una tarea sencilla. Pensémoslo un momento. ¿Se puede hacer algo en poco tiempo sin sacrificar la calidad? ¿Algo de calidad sin afectar el tiempo?. “Bueno, bonito y barato” es una frase popular, pero define algo que en la práctica difícilmente existe. Asumamos eso también.

Puesto todo eso en una balanza, antes de empezar un proyecto valdría la pena preguntarnos qué es lo que estaríamos dispuestos a sacrificar para llegar a una fecha determinada, si es que ese es el factor primordial. Sumar más equipo afectaría el costo y no necesariamente resuelve el problema. Alguna vez escuché decir: “nueve embarazadas no dan a luz un hijo en un mes” y hasta ahora no encuentro error en esa lógica.

Si ya tienes en mente una respuesta, es probable que tu solución sea cercana a lo que en el mundo del diseño de productos digitales conocemos como “MVP” (Minimum Viable Product). Vale decir, lo mínimo que necesitas implementar para poder operar y validar que tu idea es relevante para el público al que te diriges. Pero, ¿cómo hacerlo realidad?

Todo suma. El tiempo es dinero y el dinero es un recurso limitado, sobre todo si es que eres un emprendedor cuyo producto o servicio está en un estadio inicial. Hoy, mi intención es alejarme un poquito del “deber ser” para brindarte algunas pautas y herramientas sencillas que te puedan ayudar a resolver el dilema: cómo crear un sitio web en poco tiempo, con pocos recursos y con un resultado aceptable. Después de todo, qué mayor control o más barato, que hacerlo uno mismo.

1. Dándole forma a nuestra idea

Expectativa y practicidad
Si buscamos agilidad, abstraigámonos de momento de toda teoría y confiemos más en lo que sabemos que sabemos. Recordemos que si hay algo que pone por encima a un producto digital frente a otro tipo de formato es su capacidad de mejora y optimización continua. Aprovechémoslo. Pensemos que lo que vamos a crear es apenas la versión 1.0 de lo que puede llegar a ser en el futuro y este primer acercamiento nos va a dar luces de muchas cosas que hasta el momento, son solo hipótesis.

Alcance y objetivo
Es importante tener claridad sobre lo que estamos esperando recibir a cambio de nuestro esfuerzo. ¿Queremos que el usuario compre nuestros productos o solicite nuestros servicios?. Si es lo primero, lo ideal sería optar por implementar un sistema automatizado que gestione nuestras ventas online. Si es lo segundo, quizá algún tipo de perfilador que le dé como resultado a un potencial cliente el tipo de servicio que necesita o le podemos ofrecer. ¿Cierto?

Ambas, son soluciones que grafican funcionalidades que, dada su complejidad, estarían de momento fuera de nuestro alcance si es que buscamos hacer algo en poco tiempo y bajo nuestros propios medios. En su reemplazo preguntémonos: ¿podríamos funcionar al inicio solo con links de pago? o mientras tanto, ¿podríamos simplemente solicitarle a nuestro cliente la información que necesitamos a través de un formulario?, etc.Estructura y contenido
Lo que sí está a nuestro alcance y bajo nuestro completo control es el contenido. ¿Qué y cómo le contamos lo que ofrecemos a un visitante para poder alcanzar nuestro objetivo? Acá te doy algunas ideas:

  • Home: la página de inicio es la que recibe y dirige al usuario hacia el contenido de su interés. Siendo así, debemos buscar que cada bloque de contenido cumpla con el rol de llevarlo a profundizar en alguna de las páginas o secciones internas.
  • Secciones: piensa en ellas como en los grandes capítulos de un libro. De cara al usuario, cada capítulo debería responder a una necesidad de información específica, por ejemplo: “quiero conocer qué productos venden” = “Nuestros Productos”, “quiero saber cómo ponerme en contacto”=”Contáctanos”, “busco resolver todas mis dudas”=“Preguntas frecuentes”, etc.
  • Conexiones: considera que no todos los visitantes siguen la misma ruta. Ellos pueden llegar de distintas fuentes y empezar su navegación desde cualquier página a donde hayan sido dirigidos, así que asegúrate de colocar puntos de entrada que los persuadan de ir por el camino correcto, ese que los acerca un poco más a nuestro objetivo de conversión.
  • Storytelling: define qué es lo que vas a contar en cada página y empieza a desarrollar el tema de lo más amplio a lo más detallado. Desde un punto de vista comercial, piensa en cómo estructurar los bloques de información para que a medida que el usuario se va desplazando para consumirla, vamos ganando su confianza y consideración.

2. Eligiendo la herramienta correcta

Siempre me mantengo atento a qué nuevas herramientas salen al mercado para experimentar con ellas y quedarme con las que verdaderamente se logran resultados. Para llevar a la práctica todo lo que tenemos en mente fácilmente, he seleccionado un par de herramientas que nos van a permitir diseñar y publicar un sitio web, sin tener ningún tipo de conocimiento previo de programación o de diseño.


Weblium
weblium.com


Con esta herramienta podrás comenzar a crear tu sitio web eligiendo como base alguna de las más de 200 plantillas disponibles. Posee una librería bastante nutrida de componentes que podrás personalizar según los estilos de identidad visual que ya tienes, o elegir cualquiera de las opciones sugeridas.
Puedes usar esta herramienta gratuitamente, no obstante, si necesitas que el proyecto esté asociado a tu dominio y se publique sin marca de agua, hay que elegir alguno de los planes de pago.

Beneficios

  • Intuitivo, de fácil uso y configuración.
  • Basado en la nube, no requiere de instalación.
  • Cero código. Lo que ves es lo que obtienes.
  • Acceso a banco de imágenes e íconos.
  • Conveniente. Pagas una suscripción mensual por el tiempo que lo usas. El precio incluye hosting.
  • Trabajo colaborativo. Permite que haya varios editores.
  • Soporte y documentación (inglés).

Readymag
readymag.com


Si tienes alma de diseñador, esta puede ser una buena opción para ti, ya que con esta herramienta se obtienen proyectos con un acabado mucho más sofisticado. Si bien, también podemos usar plantillas, su mayor diferencial radica en que aquí puedes diseñar libremente sin ningún tipo de restricción. Te da mayor control sobre lo que se muestra en cada dispositivo y ofrece algunas otras herramientas creativas con las que, por ejemplo, podrás incluir secuencias animadas y transiciones.

Hay que decir, eso sí, que la curva de aprendizaje para los que no están familiarizados con otros programas de diseño es más alta, pero una vez dominado el entorno se vuelve bastante práctica.

Beneficios

  • De fácil uso y configuración.
  • Basado en la nube, no requiere de instalación.
  • Cero código. Lo que ves es lo que obtienes.
  • Posibilidad de utilizar tus propias tipografías.
  • Acceso a banco de iconos.
  • Conveniente. La suscripción incluye hosting y puedes crear proyectos ilimitados.
  • Trabajo colaborativo. Permite que haya varios editores.
  • Soporte y documentación (español e inglés).

Conclusiones

No necesariamente tienes que invertir mucho dinero, ni contratar a un equipo experto si es que tus recursos son limitados y lo que tienes en mente es algo que aún está por explorar. Todo es perfectible y siempre va a haber algo que mejorar. Pon todo en una balanza y si te animas, es cuestión de tener ganas y elegir la herramienta adecuada. Ánimo, ¡tú mismo eres!

Artículos relacionados

Growth | Service & Product Design
Retos de Growth para la venta digital E-Commerce
LIQUID

¿Aún no sabes qué tipo de servicio necesita tu empresa?

Cuéntanos tu problema y conversemos, sin ningún tipo de costo.

Comienza aquí