19.11.20 | Innovación

4 secretos para optimizar el contenido en tus redes sociales

En estos momentos se está creando una página en alguna red social, la que se sumará a las miles ya existentes. ¿Cómo hacer que tu público objetivo se enganche a tu contenido (y por lo tanto a tu producto) si todos nos encontramos nadando en los inmensos océanos de información de las redes sociales? ¿Cómo atraerlos a tu empresa?

Las redes sociales albergan tanta información que, en algún punto, esta llega a ser abrumadora para el usuario. ¿Qué hacer para que tu página resalte sobre las demás? Tu contenido debe ser premeditado y bien elaborado para lograr ese objetivo.

Analizando la finalidad de las Redes Sociales

Para ello, debemos volver a las raíces y preguntarnos: ¿Para qué una persona entra a las redes sociales? Al analizar esta pregunta podremos llegar a la conclusión de que una persona usa las redes sociales para entretenerse, informarse, comunicarse y aprender.

¿También para comprar cosas, verdad? No. Entonces, ¿por qué la gran mayoría de empresas utilizan su página web como catálogo de sus productos? Un usuario no usa una red social para eso como principal motivación.

La clave para realmente resaltar entre tantos es ofrecerle al público contenido que lo motive. Vamos a desglosar 4 acciones que te permitirán empezar a generar tu contenido de forma efectiva.

1. Construye (y sigue) un calendario editorial basado en el embudo de conversión

Planifica tus publicaciones. Lo ideal es que ofrezcas contenido diferente dirigido a cada etapa del embudo de conversión en días distintos. Veamos cada una de estas etapas.

  • Etapa de Atracción: Su objetivo es dar a conocer tu marca, dar a conocer que existes.


    ¿Qué contenidos generar?

    Para esta etapa, lo recomendable es que te posiciones como experto en la materia. Tu contenido debe estar orientado a brindar información técnica acerca del rubro del producto o servicio.

    Por ejemplo, si vendes algún tipo de prenda de vestir, puedes ir enseñando a la gente sobre tipos de telas, de tejidos, de cuidados de lavado, o por qué se daña la ropa al lavarla con algún tipo de agua o limpiador. Incluso, puedes dar clases de costura o tips de moda. Realmente, las opciones son infinitas.

  • Etapa de Consideración. En esta etapa, tu cliente ya sabe que existes y está considerando también otras opciones similares a lo que tú ofreces. Por ello, en esta etapa es crucial convencerlo de que eres la mejor opción.


    ¿Qué contenidos generar?

    El contenido sugerido es mostrar la versatilidad de tu producto. Para ello, puedes compartir videos o fotos de todas las formas en que se puede usar tu producto y cómo solucionan los dolores al cliente.

    También puedes mostrar las cosas que te diferencian del resto. Continuando con el ejemplo de la ropa, podemos tomar como modelo a Steff Echegoyen, una tienda en México que lleva a casa de sus clientas todo lo que deseen probar de la tienda virtual sin ningún compromiso o cobro. Esto hace que sus clientes se sientan mucho más cómodos al comprar algo que antes no tenían la certeza de si les quedaría bien.

  • Etapa de Conversión: En esta etapa el cliente ha decidido que eres la mejor opción y finalmente se concreta una venta.


    ¿Qué contenidos generar?

    El contenido para esta etapa puede ir desde ofertas y promociones hasta las facilidades que ofreces con respecto al proceso post-venta.

    Por ejemplo, a diferencia de tu competencia, tú permites un cambio de talla gratis o descuentos para la próxima compra.

  • Etapa de Fidelización. Esta es la más difícil de todas pues el objetivo es que tu cliente sea fiel a tu marca, compre constantemente en tu tienda y la recomiende a otros.


    ¿Qué contenidos generar?

    Para esta etapa, puedes enfocarte en crear una comunidad, a través de grupos en redes sociales como Facebook o Whatsapp, o cadenas de E-Mail para clientes recurrentes. Ofrece contenido u ofertas exclusivas para ex-clientes, así como acceso privilegiado a nuevos productos y servicios que lances (ellos podrán adquirirlos antes, o a un precio menor, que el público en general).

TIP:
También, sé constante en tus publicaciones. Este cliente llegó luego de pasar todas las etapas anteriores; entonces, si hay algo que le gustó, debemos continuar haciéndolo.

2. Interactúa con tu audiencia

Recuerda que lo más importante es escuchar a tus clientes. ¿La información que estás aportando realmente es valiosa para ellos? ¿Tus productos o servicios resuelven sus necesidades? ¿Cómo puedes mejorar?

  • Hacer encuestas mediante los stories en Instagram es una muy buena forma de interacción. Puedes preguntar a tus clientes qué tan satisfechos están con el contenido que vienes haciendo o qué otros contenidos deberías abarcar. Además de recibir información valiosa sobre lo que sienten tus usuarios, ellos sentirán que realmente te importan, por lo que creas un vínculo más estrecho con ellos.
  • Hacer Lives, tanto en Facebook como en Instagram, también te ayuda a acercarte a tu público. El hecho de mostrar una cara a nombre de la empresa otorga un sentimiento más humano. Además de interactuar con ellos en vivo, les da a los clientes el poder de hacer preguntas y conocer más acerca de la empresa.
  • Responde los comentarios y los DM en redes sociales. Para ello, también existen herramientas como chatbots que hacen esa tarea por ti. La idea es que el cliente no se quede en el aire luego de que hizo un intento por comunicarse con tu empresa.

3. Utiliza el sentido del humor

Recuerda que las redes sociales son para divertirse. No siempre debes dirigirte a tu público de forma “profesional” o seria. Dirígete a tus clientes como si fueras su amigo y bromea con ellos. Un lenguaje familiar o cercano también les transmitirá un sentimiento de confianza hacia la marca.

No tengas miedo de utilizar memes o GIFs en la cantidad y momento adecuados. Un buen community manager podrá hacer esta tarea por ti.

4. Toma insights del análisis de métricas

Este es un aspecto muy importante. A partir de las métricas es que podrás conocer qué contenido ha tenido mayor impacto en tu público, mayor número de interacciones, comentarios, likes, entre otros.

Las métricas que utilices dependerán de las características de tu empresa. Sin embargo, algunas métricas casi siempre indispensables son:

  • Alcance
  • Interacciones
  • Likes o reacciones
  • Número de seguidores
  • Visitas al perfil

Indicaciones finales

Ahora, en adicional a todo ello, es necesario tener un presupuesto para anuncios tanto en Facebook como Instagram. Lamentablemente, estas redes sociales ya no tienen un rendimiento orgánico alto como lo tenían hace años. Entonces si deseas realmente agrandar tu comunidad, será necesario definitivamente definir este presupuesto. La cual será materia de otra entrada.

Recuerda siempre la finalidad de todo esto: llevar a los clientes a la página web. Aquí tus clientes podrán conocer más de tu empresa y generar una transacción. También se puede aplicar otras estrategias para agrandar ese tipo de compra y alargar el lifetime value del cliente.


¿Ya lo tienes? En Liquid, te ayudamos en todo lo que necesites para diseñar tu estrategia de contenido así como brief creativo según tus objetivos. Pondremos a tu disposición especialistas de diseño, contenido y estrategias de posicionamiento.

Si tienes alguna consulta adicional, puedes escribirnos a contacto@meetliquid.com

Si te ha gustado este artículo, suscríbete al blog y te enviaremos una entrada semanal sobre temas digitales y de innovación.

Suscríbete para recibir nuestros artículos

Suscríbete a nuestros artículos y recibe la información al instante.