22.01.21 |

La base del éxito en Growth: Rapidez

¡Actúa rapido! Tu reacción al cambio es la diferencia entre ganar y perder. El mundo de los negocios es una carrera por ver quién logra actuar primero. ¿Cómo lograr esto? Conoce aquí unos consejos indispensables.

Cuando hablamos de Growth Hacking, siempre consideramos el análisis profundo de métricas orientado hacia el crecimiento, pero existe un elemento crucial que perdemos de vista: rapidez.

Muchas veces, todos los competidores tienen ideas planificadas y quien sea que las dispare primero, gana. Así, lo que te permitirá liderar esta carrera es cuántas veces logras ser la primera marca en alcanzar a tu público.

La competencia se define por:

  • ¿Qué tan rápido puedes tener a tu equipo de Growth listo para trabajar?
  • ¿Qué tan rápido puedes preparar nuevos canales?
  • ¿Qué tan rápido puedes adoptar nuevas tecnologías?
  • ¿Qué tan rápido puedes ejecutar y completar tareas?
  • ¿Qué tan rápido puedes adaptarte con nuevas habilidades?

El tiempo es la moneda más valiosa hoy en día. En efecto, tus clientes y compañeros apreciarán que valores su tiempo y proveas tus resultados cuanto antes sea posible.

Entonces, ¿por qué la priorización es un elemento tan importante en Growth Hacking? Simple: no hay tiempo para hacerlo todo. Hay que ser veloces al definir nuestros objetivos para poder correr hacia ellos sin acabar desorientados.

Sin embargo, recuerda que nunca debes sacrificar calidad por velocidad. Hay procesos largos y procesos cortos. Pero los años de experiencia podrán automatizar y acelerar tu rendimiento en las fases que estén bajo tu control.

¿Cómo llamas a la información que recibiste dos veces? Redundante. Si quieres que te perciban como el original y no la imitación, ser el primero es la solución.

¿Quién dijo que un par de minutos no sería suficiente para aprender algo valioso? Te agradezco por tu tiempo.

Suscríbete para recibir nuestros artículos

Suscríbete a nuestros artículos y recibe la información al instante.